El director ejecutivo de la farmacéutica, Stephane Bancel explicó cómo van sus avances respecto a las dosis, así como la proyección sobre la eficacia de las mismas.

Si tu cumpleaños es en noviembre o planeabas ir a algún Halloween, te tenemos una mala noticia: Moderna, una de las firmas que participa en la 'carrera' para obtener la vacuna contra el COVID-19, señala que en ese mes apenas tendrán los resultados preliminares sobre la eficacia de la misma. Es “técnicamente posible” que Moderna tenga los resultados en octubre, sin embargo, eso es poco probable, señaló el director ejecutivo de la farmacéutica, Stephane Bancel. “Es extremadamente improbable” que todos en Estados Unidos estén vacunados para fines del primer trimestre de 2021, como sugirió el miércoles un funcionario de la administración del mandatario Donald Trump. Las tres vacunas iniciales que tienen mayor probabilidad de tener éxito se basan en tecnologías más nuevas, lo que significa que las compañías han tenido que desarrollar nueva capacidad de fabricación, sostuvo. Según Bancel, es probable que recién en el segundo semestre de 2021 haya suficientes dosis aprobadas para todos los estadounidenses que deseen vacunarse. A diferencia de un ensayo de AstraZeneca que debió ser suspendido dos veces para investigar posibles reacciones neurológicas adversas, el ensayo de Moderna no ha tenido que suspenderse para investigar posibles problemas de seguridad, dijo Bancel.